miércoles, 8 de septiembre de 2010

Poema Oscar Acosta



Formas de Amor (1959) de Oscar Acosta



“Niña invicta,
te he visto ya en las onzas españolas”
Medardo Mejía

Mis manos tocan, niña mía, tu rumorosa piel,

tu dulcísima carne que tranquilos ángeles habitan,
tu cabellera suave,
tu corazón pequeño.

Oye la campana del día

apagando el luto de la noche
mira la luz que silenciosamente nos cubre,
mira el cielo:
ese jardín sobre tu pecho;
respira el aire quieto
que el ruiseñor anuncia con su lanza,
conduce tu desamor
a un lago sepultado
y háblame con tus labios excelsos.

Llegué a sentir sobre las manos

el agua efímera,
el verano derribando sus torres,
el abismo cerrando sus ventanas,
el fruto abandonado,
el mar abriéndose las venas,
el fuego hundido,
hasta que tú, niña mía,
perfecta virgen repetida,
me entregaste tu rostro.

Veo de cerca la copa

confusa de las aguas,
busco tu claro nombre entre las rosas,
tu dulzura en la esencia de los árboles,
tu vigilia en el beso,
tu olor en los duraznos,
tu luz en el rocío
y me doy cuenta sorprendido
que todo me lo traes, niña mía,
con tu mano sagrada.



Tema: El tema que encierra éste poema de Oscar Acosta es de amor y pasión por una mujer. El narrador ve en la mujer a la que le dedica el poema una salida a los males que lo afectan. Ve en su belleza una salida, esperanza y tranquilidad.

Carlos Acosta publica este poema en el año 1959, época en la que había gran tensión social y política debido a la reciente huelga del 54 en donde la clase del proletariado toma gran importancia generando roces y enemistad entre sectores. Sin embargo, se siguen publicando poemas de índole románticos dedicados al amor que son un verdadero respiro en una época tan turbulenta.


Métrica:
La métrica de Formas de amor es variable, hay versos de arte menor y mayor combinados en cada estrofa. Por ejemplo en la primera podemos encontrar un verso tetrasílabo, un endecasílabo y hexasilabos (el tetrasílabo y hexasílabo pertenecen a verso de arte menor y el endecasílabo pertenece al arte mayor).

Figuras Literarias: En "Formas de Amor" podemos encontrar tres tipos de figuras literarias, la anáfora, metáfora, hiperbatón y personificación.
  • Anáfora: “busco tu claro nombre entre las rosas,/ tu dulzura en la esencia de los árboles,/ tu vigilia en el beso,/ tu olor en los duraznos,/ tu luz en el rocío”. Se considera anáfora ya que mediante una serie ininterrumpida de metáforas, se traducen planos imaginarios a planos reales. El personaje busca elementos intangibles en lugares donde éstos no se pueden encontrar. 
  • Metáfora: Esta es la figura literaria que más se encuentra en el poema. tu dulcísima carne que tranquilos ángeles habitan,”, “apagando el luto de la noche”, “ese jardín sobre tu pecho”, “Llegué a sentir sobre las manos…/ el verano derribando sus torres,/el abismo cerrando sus ventanas,”, “el mar abriéndose las venas,” “Oye la campana del día/ apagando el luto de la noche” “respira el aire quieto/ que el ruiseñor anuncia con su lanza,” son algunos de los ejemplos encontrados en "Formas de Amor".
  • Hiperbatón: "Mis manos tocan, niña mía, tu rumorosa piel,”. En éste verso se alteró el orden gramatical de "Niña mía, mis manos tocan tu rumorosa piel" utiliazando el hiperbatón.

Bibliografía: Acosta, O. (19 de Enero de 2003). Poemasde. Recuperado el 8 de Semptiembre de 2010, de http://www.poemasde.net/formas-del-amor-oscar-acosta/

No hay comentarios:

Publicar un comentario