domingo, 5 de septiembre de 2010

Una propuesta de paz en la novelística de Julio Escoto

La obra literaria de Julio Escoto posee elementos suficientes para conducirnos hacia un encuentro sustantivo con la realidad. Por caminos oníricos, realistas o con ciertas incursiones en zonas del realismo mágico, los aspectos temáticos de La balada del herido pájaro (1969), El árbol de los pañuelos (1971) y Días de ventisca, noches de huracán (1980) comprueban la existencia de una arraigada preocupación social, línea que se profundiza en la última de sus novelas, Bajo el almendro…junto al volcán (junio, 1988), en la cual advertimos, con relación a las tres obras primeras, un mayor grado de definición política, entendida ésta como una postura que entraña una visión esencial, crítica y dinámica de la sociedad.

Llevar a la literatura un mensaje…implica tomar un conjunto de decisiones que afectan tanto al escritor como a la obra. Julio Escoto –según propia confesión- no hace literatura por el mero placer de imaginar situaciones más o menos novedosas. Se ha impuesto una tarea cuestionadora y esclarecedora de la realidad. Bajo el almendro…junto al volcán es, pues, literatura que enseña a vivir, que busca conducirnos a la reflexión sobre el engranaje social existente de nuestro país, que abre ventanas para entender mejor nuestro mundo. Es tal y como necesitamos que sea nuestra literatura: lugar de encuentro, de problematización, de dilucidación. En otras palabras, literatura de transformación, literatura “para ganar la guerra de la paz”.


Bibliografía: Umaña, H. (1992) Ensayos sobre literatura hondureña.Tegucigalpa, Honduras. Editorial Guaymuras


Imágen extraída de:
http://www.laprensa.hn/Ediciones/2009/04/20/Multimedia/Bajo-el-almendro-junto-al-volcan-al-teatro-Bajo-el-almendro-junto-al-volcan-al-teatro5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada